Buena Vida

Dime que comes y te diré comó eres

Con solo observar la forma de comer de una persona, podemos saber mucho de su personalidad

Nidya Marquez
Por Nidya Marquez
  • La comida habla mucho de tu personalidad

    La comida habla mucho de tu personalidad

Es un factor decisivo en nuestra personalidad.

"Somos producto de lo que comemos",

independientemente de la idiosincrasia de cada territorio, la comida es afectiva. Cuando deseamos agradar a alguien, le damos comida: chocolates y la famosa tacita de café para platicar de nuestros problemas con alguien de toda nuestra confianza. Somos selectivos a la hora de comer, nos gustan mucho unos alimentos, otros nos gustan poco y otros verdaderamente los detestamos.

Cuando las personas no pueden dejar de comer ciertos alimentos que los perjudican, demuestran muy poco control de los impulsos.

Cuando dejamos de comer algo que nos gusta demasiado, demostramos represión.

Cuando las personas dejan de comer en absoluto, se auto-agreden y que decir de la Bulimia y más de la Anorexia que puede ser mortal.

Cuando las personas son eticosas, es decir no comen de todo sino que escogen que no haya cebolla, que no tenga "esas verduritas de color verde", suelen ser personas muy selectivas, exigentes, a veces engreídas y caprichosas, incluso con sus parejas.

Cuando las personas deciden comer lo que le ponen en el plato, sin exageraciones y sin hacerse problemas, tienen una buena capacidad de adaptación a las circunstancias sean buenas o malas.

Las personas que comen pequeños bocaditos de comida suelen ser tímidas o inseguras.

Las personas que astían con la boca abierta suelen carecer de autopercepción o tener conductas de inadecuación social.

Las personas que suelen probar la comida de los platos de los demás suelen ser invasivas y egocéntricas. 

Las personas que comen alimentos saludables mantienen una buena autoestima, se valoran a sí mismos y por ende cuidan su cuerpo.

Las personas que les gusta comer frecuentemente lo mismo suelen ser previsibles, rutinarias y dadas a formar hábitos.

 Las personas que les gusta comer alimentos variados suelen ser creativos.

Aquellos que solo comen frituras suelen tener conductas infantiles y ser engreídos.

5 razones predominantes para comer en exceso: 

1. La impulsividad. 
2. El hedonismo. 
3. La reducción de estrés. 
4. La evasión. 
5. La búsqueda de energía. 

La impulsividad. Comer sin darse cuenta.
Normalmente se trata de alguien que es amante de la vida, de la diversión y optimista. No tolera el aburrimiento y tiene intereses variados. No dedica demasiada atención al hecho de comer. Siempre está haciendo algo más aparte de comer: llamando por teléfono, viendo la TV... Y siempre tiene prisa.

El hedonismo. Comer por placer.
Son gente aventurera que busca pasárselo bien y sabe hacerlo. Disfrutan de la vida y se toman el tiempo de oler las rosas.
Para ellos la búsqueda del placer se extiende a la comida. Por eso comen despacio y disfrutan de la experiencia de comer, observando el sabor, el aroma, y la textura del alimento.

La reducción de estrés. Comer para calmarse.
Son sensibles e imaginativos. Son muy efectivos y exitosos cuando dirigen sus energías a cumplir sus metas. Pero su energía para conseguir objetivos también les conduce a comer en exceso para calmarse.

La evasión. Escapar de los problemas con la comida.
Son gente cálida y compasiva. Son empáticos y sensibles a los problemas ajenos. No harían daño a una mosca y les horroriza herir los sentimientos de los demás. Tienen muchos amigos que saben que siempre pueden contar con ellos.
Aunque ayudan siempre a los demás, les cuesta resolver sus propios problemas y no los afrontan ni saben resolverlos con eficacia. Tratan de eludirlos con la comida.

La búsqueda de energía. Comer para activarse. 
Son gente inteligente y profunda. Toman las cosas con seriedad. Perfeccionistas que a menudo están insatisfechos con lo que hacen. Con frecuencia se aburren, están cansados o tristes. Cuando tienen estos sentimientos, utilizan la comida para buscar la armonía. 

COMER EMOCIONES. ¿Existe una manera emocional de comer? ¿Qué emociones desayunó hoy? 

Alimentarse con Amor, Paciencia y Buen Humor.

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios