Buena Vida

Despierto pensando en él, pero nunca a su lado

“Eres mi todo, eres como el viento. Me haces muy feliz, pero no te puedo ver, no te puedo tocar”

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Lo mejor de mi vida ya no eres tú (Foto:drbloom.es)

    Lo mejor de mi vida ya no eres tú (Foto:drbloom.es)

Aún pienso en ti todos los días. No puedo abrir los ojos sin dejar de recordar el tiempo que pasamos juntos, tus pocas muestras de cariño, tus palabras cortantes, incluso tu manera de ignorarme lo extraño. Estoy en un un punto en mi vida donde creo que estoy empezando a analizar nuestra historia, o lo que quedó de ella una y otra vez.

Me he preguntado por qué no estás en mis brazos en este momento pero también le doy gracias a Dios por ello.

 

La verdad me rehuso a aceptar la realidad. A veces prefiero continuar diciéndome a mi misma que el amor es así, que es dramático, frustrante, complicado y lleno de angustia. Que tú lo vales y que soy esclava de tu corazón.

Esas mañanas en las que me llevo suspirando por ti en algun rincón de mi cama abrazando mi fe en una almohada, son un triste recordatorio de que nunca fuiste mio, nunca fuí tuya.

Es difícil salir de esta situación, tal vez no soy la única mujer que quiere seguir junto a un hombre al que no puede dejar ir.  ¿Será que todas las mujeres hemos tenido a esa persona? El que nos trató como basura y a pesar de ello no tenemos suficiente alma para alejarnos y renunciar...

 

Aunque pienso que tú nunca serás lo que quiero para mi, que tú no eres el hombre con el que puedo ser feliz, aún así sigo persiguiéndote en mis sueños, a ti que logras que mi alma desesperada siga llorando pero que en mi intento frustrado sigo aferrada.

Quisiera no ser de las mujeres que pondría la mano en la estufa dos veces por un hombre, dispuesta a dejar que él me lastime de nuevo, pero pareciera que el que me lastime una y otra vez valieran la pena.

Tu silencio dice tanto como tus palabras, y tus mensajes valen su peso en oro. Sin embargo, espero a recibirlos y mantengo mi teléfono encendido por si llamas. Cada notificación, cada vibración, hace que mi corazón suba hasta mi garganta, pero nunca eres tú, jamás te volveré escuchar, y creo que será lo mejor, ahora lo creo.

 

En nuestra extraña relación casi siempre fuí la que tomo la iniciativa. Fui yo quien te envió el primer mensaje, el cual rechazaste muy sutilmente, pero aun así fui yo quien insistió para que fuéramos amigos. Porque ser tu amiga era mi único interés en ese momento, y he sido la que ha dado tanto en esto que tenemos sin sentido alguno. De verdad que no entiendo porqué he sido tan iluza.

Tengo claro que cuando finalmente me enamore de la persona adecuada, me daré cuenta de que el amor no duele, al contrario, es un antídoto para el dolor. Creo que sólo el amor real existe con la persona adecuada, esa que sanará las heridas que aquél hombre me dejó.

Ahora me buscas y pretendes que deje todo para seguirte, porque ese es tu deseo, ¿pero qué hay de lo que quiero, de lo que yo siento y de lo que deje de hacer por ti cuando yo te busqué primero? Creo que no sería justo para mi vida abrirte las puertas de nuevo aunque en su momento lo desee.

 

Quieres que haga un sacrificio que ya fue hecho en su momento pero que no aprochaste, y no pretenderé sacrificarme más. Lo que me pides aún es muy pronto, aún tengo que conocerme a mi misma; ya sabes que soy loca, pero no puedo seguir un camino sin tener los implementos necesarios  para seguir con mis sueños, como el amor propio. Sé muy bien que si lo hago voy a sufrir mucho y a lo mejor puedo morir en el intento. Te amo, pero también me amo, incluso me amo más de lo que te amo a ti.  Así que te pido que vayamos con calma, dame el tiempo que necesito.

Cuando leas esto entenderás, y recuerda lo que te dije aquella madrugada “eres mi todo, eres como el viento. Me haces muy feliz, pero no te puedo ver, no te puedo tocar” porque me harías daño...

También lee:

Te amo, por eso te dejaré ir...
Me perdiste el día que te fuiste
¿Te ama o sólo te utiliza?

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios