Buena Vida

Delicias para la hora del té

Disfrutar de esta popular bebida sin duda puede mejora tu día

Soy Carmin
Por Soy Carmin

Todas en algún momento hemos llevado un té a nuestra boca. Por Té se entiende exclusivamente a la infusión obtenida por el procesamiento de las hojas jóvenes y tallos tiernos de la planta Camellia sinensis.

Todo los tés provienen de la misma planta y es durante el tratamiento que sufren para su elaboración después de la cosecha como se obtienen sus distintos tipos. Esta bebida es utilizada habitualmente por la medicina natural de las civilizaciones orientales para aprovechar sus propiedades terapéuticas. Su sabor es fresco, ligeramente amargo; este gusto es agradable para mucha gente.

Así que si eres de las amantes del té, no dudes de compartir una sabrosa taza con alguien especial. Aquí están algunas de sus variedades más populares.

Té Verde. Se obtiene tras un proceso de mínima oxidación de las hojas de la planta y contiene una gran cantidad de catequinas e isoflavonas, que le dan un alto poder antioxidante. Evita el envejecimiento prematuro de todos los tejidos del cuerpo. Reduce el riesgo de sufrir cáncer y evita el endurecimiento de las paredes arteriales.

Té Blanco. Es una variedad especial de té, no muy conocida. Se elabora artesanalmente con los brotes más jóvenes de la planta. Tiene un sabor muy delicado y suave. Su poder antioxidante es mucho más potente, por esta razón, es capaz de prevenir el envejecimiento de los tejidos, mejorar el nivel de colesterol en sangre y reducir el riesgo de padecer cáncer.

Té Oolong ó Té Azul. Esta variedad de té, también llamada Wu Long, pasa por un proceso oxidativo intermedio entre el té negro y las variedades de té más suaves, como el blanco o el verde. Tiene un sabor particular, muy agradable, similar a frutas frescas. Su contenido de antioxidantes hace que sea muy útil para reducir el riesgo de infarto y otras enfermedades cardiovasculares.

Té Rojo. El té Pu-Erh, también conocido como té rojo, tiene un sabor característico, terroso y fuerte, y es de color rojo oscuro. Es un té que se somete a un largo proceso de post-fermentado; su maduración se realiza en bodegas y puede durar varios años. Este proceso es el que le confiere a este té su sabor y color especiales, y su gran poder “quema-grasa”. Disminuye el nivel de grasas en sangre y ayuda a bajar de peso.

Té Negro. Se produce a partir de someter las hojas de Camellia sinensis a un proceso oxidativo más prolongado que en los otros tipos de té. Tiene un sabor más pronunciado y un color oscuro. Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y estimula el sistema nervioso.

Consejos para prepara un buen té. Para preparar el té se requiere un 98% de agua. La calidad del líquido que se utiliza influye mucho para que sea una mejor infusión. Se recomienda el uso de agua de manantial aunque sea embotellada. A la hora de calentar el agua se debe dejar llegar a los 95º, es decir cuando empieza a burbujear por la ebullición esto para eliminar cualquier germen que se pueda haber adherido a las hierbas. En ese punto de ebullición vierte el agua en la tetera en la que previamente habras depositado el té. Deja reposar de 5 a 10 minutos la infusión para que el agua absorba las cualidades de las hierbas y se enfríe lo suficiente.

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios