Buena Vida

Cuando el alcohol rebasa los límites

Su ingesta se ha incrementado en las mujeres más jóvenes

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Noche de jarra (Foto: Youtube.com)

    Noche de jarra (Foto: Youtube.com)

Hace algún tiempo, al estar dando clases, noté que una alumna estaba muy demacrada y muy sería. Al terminar la clase, me dijo que quería platicar conmigo.

Al salir todos sus compañeros del salón, se acercó a mí y con voz muy baja empezó a comentarme algo que le había ocurrido unas noches atrás.

Ella había salido de fiesta con sus amigos y amigas. Todo iba bien, cenaron, platicaron y terminaron en un bar. Empezó a tomar y, poco a poco, fue atrapada por el alcohol. Las cosas ya no se veían igual, era más fácil reír y el mundo empezó a parecer un lugar donde todo era posible.

La diversión se extendió, la noche pasó con rapidez y las copas se acumularon

Hasta ahí, las cosas fueron divertidas.

Sin embargo, por la mañana, mi alumna despertó en un sitio completamente desconocido para ella, y no nada más eso, no traía nada de ropa. Como pudo se vistió y salió a la calle.

Ha querido recordar qué fue lo que sucedió y no sabe nada al respecto

Al terminar de comentarme lo sucedido, empezó a llorar y me dijo que quería dejar de tomar porque ya había tocado fondo y quería salir de ahí.

Le recomendé pedir ayuda profesional, le di un fuerte abrazo para decirle que podía contar conmigo y que todo pasaría.

La decisión más importante ya la había tomado

Tiempo después platicando con un amigo, me dijo que era impresionante lo que estaba haciendo el alcohol con las mujeres. Y me relató que en el bar donde trabaja, ven llegar a las jovencitas muy despanpanantes, bonitas, delicadas y muy propias. Al pasar las horas y con alcohol en las venas se transforman y finalmente tienen que llevarlas cargando hasta sus autos para que las lleven a sus casas porque ellas no pueden dar paso alguno.

Estas dos pequeñas historias me ilustra sólo un poco de lo mucho que hace el alcohol tomado sin moderación y que las mujeres cada vez más jóvenes están cayendo es sus garras.

 

Y tú, ¿te moderas al tomar alcohol?

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios