Buena Vida

¡Construye una identidad sexual a tu hijo!

Ellos necesitan de orientación desde temprana edad

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Informa a tu pequeño acerca de todas sus dudas (Foto:melodijolola.com)

    Informa a tu pequeño acerca de todas sus dudas (Foto:melodijolola.com)

La mayoría de las personas creen que hablar de sexo con tus hijos cuando están pequeños puede llegar a ser perturbador para ellos, pero están en un error. Es mejor comenza a hablar con nuestros hijos sobre sexualidad en los primeros años de su niñez, aunque nunca es demasiado tarde para empezar.

Sabemos que al principio puede resultar incómodo, pero con el tiempo y la práctica resulta más fácil.

El amor a tus hijos es lo primordial (Foto:wordpress.com)

¿Te has sentado con tu hijo a platicar de sexualidad?

Es muy importante iniciar una conversación con tu hijo (a) sobre sexo, ya que de ello depederá su relación de vida entorno a su autoestima, el área de salud, su identidad y hasta la discriminación de géneros. Pero de ti depende que su educación sexual recibida sea la más adecuada en su desarrollo y crecimiento.

#1.Cuando pienses que se está relacionado con sexo no te aceleres. Sexo, en su definición, se trata de biología. De diferencias físicas. No de lo que tú te estás imaginando. Vuelve a ese concepto básico y ya será mas fácil de explicar.

#2.A los 2 años, por observación natural, los pequeños empiezan a notar las diferencias físicas entre niños y niñas. Es un avance importantísimo, porque significa que tu hijo está descubriendo su sexo y sus caracterisicas. Se inicia “la construcción de la identidad sexual”.

#3.Las diferencias que tu hija o hijo ha descubierto a temprana edad serán algunas simples como que las niñas usan vestidos, tienen coletas (muy culturales), etc. y otras de evidencia anatómica: los niños tienen pene y las niñas no tienen pene. Aquí empezarán las preguntas.

#4.¡Mamá no tengo pene! No te estreses. Sabes que tu hija no tiene pene, es mejor decir “tú no tienes pene, tú tienes vagina (que engloba la parte genital externa)” o viceversa. “Niñas y niños son diferentes”. Esa respuesta basta a los 2 años.

#5.La mayoría de los niños tiene curiosidad con los temas del sexo, como en cualquier otro tema a edad temprana. No tienen prejuicio, vergüenza, ni ninguna otra carga. Así que, con esa misma naturalidad responde. Por otro lado, si ven que te pones nerviosa o censuras les causarás mayor interés del que merece el tema.

#6.Llama las cosas por su nombre. No inventes nombres para disfrazar los términos. Habla con franqueza y honestidad, ¡es la naturaleza!

De tí depende formar su educación sexual (Foto:lisedmarquez.com)

 

#7.No les enseñes a tener temor de su propio cuerpo, explícales los procesos que sucederán, a tiempo: Por ejemplo, los niños pequeños pueden sorprenderse positiva o negativamente con una erección y sentir que pierden control de su propio cuerpo, por eso es importante brindarles información acerca de todos esos cambios físicos.

#8.No expliques qué es una vagina o un pene antes de cierta edad. Sólo causarás confusión.

#9.Contesta lo que te preguntan. No te adelantes. Escucha la pregunta, entiéndela e identifica qué es lo que tu hijo realmente quiere o necesita saber.

#10.Siempre muéstrate dispuesta a responder. Si no lo haces tú, ellos también lo harán.

#11.Niños y niñas se relacionan de forma diferente con su cuerpo. En parte por la anatomía pero mayormente por educación.

#12.Nacemos con un sexo determinado, pero la parte psicológica la construimos cada día, desde que nacemos. Debemos educar a nuestros hijos para ue ellos acepten y conozcan su cuerpo.

#13.Finalmente, pon tu grano de arena. Pensar que tu género es inferior o que el género del otro es inferior, es un aprendizaje que se enseña. Enseña a tus hijos a aceptar su sexo y a entender la diferencia.

¿Será correcto hablar con tu hijo de sexo a temprana edad?

¿Cómo puedes comenzar a hablar  del tema?

Existen muchas y diferentes formas de iniciar estas conversaciones. La vida cotidiana nos brinda muchas oportunidades para hablar de la sexualidad. Por ejemplo, al ver un programa de TV que muestra a un adolescente atravesando la pubertad o saliendo a una cita, una publicidad que alienta la aceptación del cuerpo o al encontrarnos con una vecina embarazada, podemos usar estas situaciones para iniciar conversaciones con nuestros hijos.

Estos momentos educativos ocurren todos los días y pueden ayudar a que la conversación sea más fácil y natural.

También te puede interesar:

¿Cómo protejo a mi hijo de las redes sociales?
¡Alerta, los nuevos padres engordan!
El llanto excesivo de tu bebe daña su salud

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios