Buena Vida

Cómo saber si lo que sientes es amor o dependencia emocional

No te confundas, un amor que se vuelve obsesión no es amor, es una cárcel. 

Ana Izábal
Por Ana Izábal
  • shutterstock.com

    shutterstock.com

Creo que todas las mujeres nos sentimos muy identificadas con ese sentimiento intenso que se vive cuando estás enamorada de una persona, sentimiento que nos hace pensar que no podríamos vivir sin él, que la vida es absurda sin su presencia, que TODO está perdido sin él.

Bueno, sí, de primeras suena muy romántico, pero en la vida real es todo un infierno vivir con esa presión encima. En mi humilde opinión creo que el amor no tiene nada que ver con el miedo a perder a la persona amada, esos son comportamientos que se deben a otras razones, por ejemplo, a la dependencia emocional.

También puedes leer: Descubre si sufres de codependencia emocional

Una mujer que es dependiente de su pareja pierde toda su identidad y sus metas y propósitos pasan a ser el del otro, dejando sus propios deseos a un lado.

La desesperación de no poder estar SIEMPRE a lado del ser amado o el miedo terrible a perderlo, no es amor, es dependencia y es una cárcel emocional en la que es mejor no caer. 

¿Quieres saber cómo aprender a diferenciar el amor de la dependencia emocional? Entonces te sugiero que sigas leyendo. 

1) Aprende a diferenciar el amor propio del amor de pareja

Es muy común que por estar en una relación, renunciemos a nuestra propia vida. De pronto todo se trata de la OTRA persona y en cierto sentido está bien, pero sin excesos.

También puedes leer: ¿Cómo saber si es amor o costumbre?

Si estás comprometiendo tu felicidad y bienestar por complacer al otro, eso no es amor, es dependencia, pues no quieres generar inconformidad ni dolor a tu pareja, sin darte cuenta que tú misma te estás haciendo daño.

 

pinimg.com

 

2) El amor se siente en el corazón, la dependencia en la cabeza

Cuando nuestros sentimientos son honestos NO hay duda de ellos, se sienten de forma natural en nuestro corazón, sin explicación, sin dudas, sólo está ahí.

Pero cuando una persona es dependiente emocionalmente vive en un dilema constante, pues no sabe si seguir con la relación o terminarla, siempre hay inquietud y dudas. 

También puedes leer: Así reaccionas cuando no es amor de verdad

3) El amor es desinteresado, la dependencia es exigente

Dicen que una persona ofrece su amor sin esperar nada a cambio, es quien ama de verdad. Esta forma incondicional de amar a veces es un arma de doble filo, pero al final, tiene que ver con la satisfacción de amar a la otra persona porque así lo queremos y sentimos.

Por otro lado, cuando en una relación hay dependencia emocional ambas partes viven insatisfechas porque lo que ofrece la pareja nunca es suficiente.

Un dependiente siempre necesita más amor, más atención, más tiempo, hasta convertir la relación en una convivencia tediosa. 

 

fanpop.com

 

4) Cuando amas de verdad estás con la persona porque quieres, no porque sientes una "necesidad"

Y aquí entra el tema del apego, es decir, de esa necesidad irracional de estar con la otra persona todo el tiempo. Las personas que son dependientes no pueden imaginar la vida sin estar con alguien más, la soledad les atemoriza y no tienen idea de cómo funcionar por si mismos.

También puedes leer: Relaciones tóxicas: amores que envenenan hasta la muerte

Pero una persona saludable que está dispuesta a amar de verdad, sabe que la vida es un ciclo en el que todo tiene un fin, por eso se enfocan en disfrutar el tiempo presente y no se atormentan por el pasado o el futuro.

5) El amor verdadero es paciente y sabe perdonar

Pero el amor obsesivo es rencoroso y jamás deja ir el pasado. Si eres una persona que le cuesta mucho trabajo perdonar los errores de tu pareja y siempre revives los malos ratos, quizá tu amor por esa persona no es tan genuino y se trata más de una necesidad egoísta de estar con alguien. 

Es necesario prestar atención porque amor y dependencia emocional NO es lo mismo, aunque a veces confundamos ambos sentimientos y creamos que es normal que el amor sea doloroso o inquietante.

Esto te puede gustar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios