Buena Vida

Clase de cómo ser la mejor en la cama

Sigue las instrucciones, seguro querrá repetir

Norma Portillo
Por Norma Portillo
  • Sexo y pasión   (Foto: Cafeycabaret.com)

    Sexo y pasión (Foto: Cafeycabaret.com)

Quítate la vergüenza y dispónte a pasar una noche de película. Para iniciar manda mensajes a su teléfono subidos de tono con palabras sugerentes como:

. Hoy estoy muy caliente, ¿nos vemos a las 20h en casa/hotel?

He tenido un sueño erótico contigo y me muerto de ganas de hacerlo realidad. Te espero hoy a las 20h en casa/hotel.

No puedo aguantar más sin sentirte dentro de mí. Te espero en casa/hotel a las 19h.

Cita IMPORTANTE para hoy: disfrutar de una sesión de sexo y placer conmigo. ¿Te apuntas?

Recíbelo con un look totalmente diferente como podría ser esa lencería sexy que compraste para una ocasión como esta.

Recibiendo al hombre amado   (Foto: Tuestilo.eu)

 

Entrando en el terreno puramente sexual, una buena manera de impresionar a un hombre en la cama es comenzar a desnudarte de forma totalmente sexy y erótica. Para ello, puedes animarte con un striptease sensual que, al ritmo de una melodía muy sugerente, puedas irte quitando poco a poco la ropa para que su deseo sea irrefrenable.

Si no te acabas de ver haciendo un baile erótico puedes, simplemente, obligarle a que se sienta y empezar a desnudarte o pedir que te ayude él pero no con las manos, ¡sino con la boca! Un juego previo muy erótico con el que comenzará a caldearse el ambiente.

Como tu objetivo es sorprender a tu pareja con una sesión de sexo totalmente diferente, te sugerimos que tengas chocolate líquido y que se lo eches por el cuerpo centrándote, sobre todo, en el camino del vientre que desciende hasta sus partes. Después, ve lamiendo con suavidad su cuerpo para quitarle el chocolate y ve bajando poco a poco para que empiece a intuir cuál será el siguiente paso.

Chocolate en el cuerpo    (Foto: Blankito78.files.wordpress.com)

 

Pero no te aceleres, no tengas prisa. Lo mejor de este tipo de juego es que se despierte al máximo el deseo sexual así que, antes de comenzar con el sexo oral, te recomendamos que le dejes a él también disfrutar de tu cuerpo. Ponte un poco de chocolate en tus pechos y deja que los lama con pasión.

Después de este juego con los sabores, nada mejor practicarle sexo oral. Para ello, te recomendamos que vayas acercándote lentamente hacia sus ingles y vayas besando la zona sin tocar sus partes; después, acércate y empieza a lamer suavemente para que sienta la humedad de tu lengua. Estate unos segundos dejando que sienta el deseo al máximo y, después, ya sí que puedes introducir el pene en tu boca y empezar a hacerle una felación combinando diferentes ritmos y sin dejar de acariciar y estimular los testículos.

Es recomendable incorporar nuevas posturas así como jugar con ritmos y presiones diferentes. Hay posturas que son muy fáciles de hacer como, las 3 de acontinuación:

La doma

 

La mujer tan sólo deberá sentarse sobre el hombre juntando mucho su cuerpo con el del amado y comenzar a moverse arriba y abajo para que la penetración sea profunda e intensa. Puedes hacerla sentada en la cama pero, lo más cómodo, es que estén en una silla y te coloques encima de sus piernas.

La amazona

 

Aunque la ilustración de esta postura te parezca complicada, lo cierto es que es muy fácil de practicar, divertida y placentera. El hombre debe tumbarse encima de la cama y elevar las piernas, ella deberá ponerse sobre él aguantando su peso con los muslos; cogiéndose de las manos para no perder el equilibrio será cómo ella podrá ir marcando el ritmo y conseguir un placer espectacular.

La hamaca

(Ilustración: Photos1.blogger.com)

 

Es similar a la de la doma pero con la diferencia de que, en esta ocasión, debe hacerse en la cama para que el hombre pueda estirar las piernas y la mujer apoyarse con las rodillas y conseguir unos empujes más fuertes.

Otra buena idea para conseguir impresionar a tu pareja en la cama es probar con cosas nuevas que nunca antes hayas experimentado; por ejemplo, el sexo anal puede ser una buena práctica para estimular otras partes del cuerpo y sentir otros placeres.

Si no te convence esta idea, puedes probar nuevas sensaciones incorporando juguetes sexuales en tu encuentro. A los hombres les vuelve locos ver a una mujer excitada y masturbándose así que, ¿por qué no hacerte con un vibrador y dejar que disfrute de tu imagen? También puedes probar con usar esposas, vendajes, látigos, etcétera. Saca a relucir tu parte más explosiva y conseguirás excitar al máximo a tu pareja.

Con información de Lavidalucida.com


También te puede interesar:

7 señales que dicen eres buena en la intimidad

 

Problemas por no tener sexo, ¿cuáles son?

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios