Buena Vida

Baja de peso sin darte cuenta con estos 7 trucos

Alimentación saludable, la fórmula para hacerle frente a la báscula. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

¡Hola bienvenida! Seguro tus vacaciones fueron un éxito, eso me alegra y para seguir pasándola bien hoy te hablaré de la fórmula secreta que seguramente todas queremos escuchar, ¿cómo bajar de peso sin ni siquiera enterarnos?. Estos son los 10 trucos que debes seguir para lograrlo, ¡pruébalos!, a mi me han funcionado.
 
Truco número 1. Adiós a las grasas malas

Por difícil que parezca, al eliminar las grasas malas de nuestra dieta diaria le estamos haciendo un gran favor a nuestro cuerpo. ¿En donde se encuentran? En las pastelerías, las charcuterías, los lácteos no desnatados, etc. y consumidas en grandes cantidades aumentan el colesterol en la sangre. 

Para evitar las grasas malas queda prohibido almacenar galletas y demás platos industriales en la despensa. Es mejor consumirlos caseros, sin añadir materias grasas hidrogenadas superfluas. Además, en cuanto al sabor, no tienen nada que ver. ¡Ponte el delantal y deja que te pillen con las manos en la masa!

Truco número 2: Nos gustan los alimentos que nos llenan

Sé que odias las ensaladas y frutas, por ello te propongo que acudas a un nutricionista que te ayude a diseñar un menú saludable para ti. Puedes estar tranquila, la carne, el pescado y los lácteos seguirán presentes en tu día a día.

Y es que una dieta saludable no tiene por qué implicar pasar hambre. De hecho, un especialista diseñará un menú diario a tu medida con el que te quedes saciada pero no te excedas. La clave es que te sientas satisfecha después de cada una de las ingestas porque si pasas hambre y sientes ansiedad mientras haces la dieta, es posible que te vengas abajo y no consigas tus propósitos en este sentido. 

Para sentirte satisfecha, las proteínas son la clave: carne magra, jamón sin grasa, quesos ligeros, etc. Con estos alimentos no solo matarás el gusanillo sino que, puesto que su digestión es más lenta, nuestro organismo gastará más energía en deshacerse de ellos que en aprovecharlos. 

Truco número 3: ¡Emplea el papillote!

Para evitarnos una crisis nerviosa cuando subamos a la báscula, es importante que conoscas cómo debes preparar tus alimentos para gozar de sus nutrientes. Una de las ideas que queremos proponerte es que elabores tus carnes y pescados al papillote. ¿Quieres saber cómo?

Esta técnica culinaria que procede de Francia tan solo necesita un trocito de papel de aluminio, el alimento que quieras preparar y las especias que más te gusten para complementar su sabor. Con este sistema, en el que se envuelve el ingrediente principal rociado con tu condimento preferido en el papel de plata, se consigue que los alimentos se cuezan en su propio jugo y, por lo tanto, puedas prescindir del aceite o la mantequilla a la hora de cocinar. 

Truco número 4: Aperitivo ligero

Nuestra hora del aperitivo para muchas es irremplazable, pero si queremos bajar de peso tendremos que decirle adios a la tortilla, las aceitunas, las galletitas de chocolate o las patatas fritas.

Si tu fuerza de voluntad es débil como la mia correo cuando veas cerca una tienda o mejor aún carga nueces o almendras siempre contigo, te ayudarán a calmar tu hambre te lo aseguro. 

Truco número 5: El salvado de avena, el doble de bueno

La fibra es un elemento indispensable en una buena dieta. No solo regula tu tránsito intestinal, sino que también absorbe las grasas y te ayuda a reducir el colesterol. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el salvado de avena que puedes incluir, por ejemplo, en tus desayunos como complemento a un yogur desnatado. 

Se trata del alimento más rico en fibra que existe. Con tan solo dos cucharadas al día puedes ayudar a disminuir las aportaciones lipídicas que acumula nuestro organismo. Además, no te preocupes si no sabes cómo combinarlo; puedes encontrar un gran número de recetas tanto dulces como saladas para incluir el salvado de avena en cualquiera de tus cinco ingestas diarias.  

Otra de las ventajas que debes tener en cuenta es su propiedad saciante. El poder de impregnación del salvado de avena desempeña un importante papel en el estómago, pues absorbe hasta cuarenta veces su volumen de agua. No sorprende, por tanto, que se haya convertido en un alimento fetiche para las seguidoras de la dieta Dukan. 

Truco número 6: Estimular la serotonina

El estado de ánimo con el que te enfrentes a tu dieta es imprescindible para que todo vaya sobre ruedas. La serotonina o la hormona de la saciedad, como neurotransmisor que es, guarda relación con la innhibición de sentimientos tales como la ira, la temperatura corporal, el humor, el sueño, la sexualidad y el apetito. 

Por este motivo, es imprescindible que mantengamos los niveles indicados de serotonina si lo que pretendemos es llevar a cabo nuestra dieta en el mejor estado de ánimo posible y controlar, además, nuestro apetito. Podrás hacerlo a través de alimentos como los frutos secos (nueces, avellanas y almendras) o cereales completos, el marisco, las legumbres, la soja, los lácteos y los huevos. 

Dicho esto, te recomendamos que busques cuáles de estos alimentos podrías combinar para elaborar un plato principal que no resultase muy calórico y que, además, consiguiese saciar tu apetito. ¡Ánimo! Será más sencillo de lo que imaginas.

Truco número 7: Si andas, quemas

Aquello que te decían cuando eras pequeña de "Despacito y con buena letra" es una verdad universal y aplicable también a tus días de dieta. No vale la pena correr, lo importante es empezar bien. Es mejor avanzar con paso firme. 

Quizás crees que no tienes tiempo para practicar ningún deporte o que no conseguirás tener una hora al día para caminar. Te damos algunos pequeños trucos: puedes aprovechar e ir caminando al trabajo cada día o, si está lejos, al menos puedes bajarte una parada antes y caminar durante ese tramo. Otra opción es que des un par de vueltas a la manzana después de cenar. Las opciones son muchas así que... ¡No hay excusas que valgan!


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios