Buena Vida

Así evoluciona tu trasero con el paso de los años

El ejercicio, la fórmula para que la gravedad no haga de las suyas. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

El paso del tiempo sí que deja estragos y estos son inevitables entre más se hacerca uno a los 60 años. Según información de la Asociación de Urología Chesapeake así es como evoluciona nuestro tracero conforme vamos adquiriendo más edad. 

 

 

13 años

A esta edad tu culo tiene un tamaño que nunca más conseguirás. La grasa está en su punto más bajo por los niveles de estrógenos, que comenzarán a subir debido a la pubertad, y tu musculatura es digna de Serena Williams, a pesar de que estás todo el día en el sofá. Tus hormonas pueden producir granitos en la piel de esta zona, pero no te preocupes. En general, son similares a los que tienes en la cara, aunque en ocasiones podrían producir foliculitis, una infección del folículo piloso. A veces, desaparecen solos pero vigila la limpieza por si necesitas exfoliarte o utilizar sustancias específicas como peróxido de benzoilo.

 

 

20 años

Esas hormonas que te volvieron loca durante la adolescencia han hecho que tu trasero tenga más forma. Has acumulado más grasa, volviendolo más redondito. Tu culo sigue siendo firme aunque es el momento de esforzarte para mantener esa firmeza y tonificar tus músculos. Si te cuidas ahora podrás superar los 40 con un culete estupendo.

 

 

30 años

Los especialistas aseguran que todo va cuesta abajo (en lo que a tu culo se refiere) a partir de los 30. Es una forma muy sombría de decirlo, pero estás perdiendo masa muscular y notas cómo las sentadillas ya no hacen el mismo efecto. El ejercicio debería ser tu máxima prioridad para cuidarte, básicamente haz que tu cuerpo siempre esté en movimiento y tonifica lo máximo posible. Además de que la renovación celular y la producción de colágeno se están desacelerando, podrías empezar a notar la falta de firmeza. Vas a comenzar a vértelo más caído y con arrugas que antes no tenías.

 

 

40 años

Tus niveles de estrógenos están empezando a cambiar, notas más flacidez y empiezas a ver grasa en tus caderas que antes no tenías. Tu culo ya no está tan duro y es más plano. Aun así, si continúas haciendo ejercicio y comiendo de forma saludable puedes mantener tus glúteos en forma y bien apretados. La principal batalla durante los 40 será la de mantenerte en forma, la llegada de la menopausia está cerca y tu culo no será el de antes si te pasas todo el día en el sofá viendo Netflix.

 

 

50 años

La menopausia está en el aire, los niveles de estrógenos comienzan a caer, al igual que hace tu culo. Mantener la rutina de deporte es esencial para prevenir la falta de tono muscular y que la grasa que abandona tu trasero no se mude hacia la tripa y las caderas. Además, cuidar tu dieta debe ser cada día más importante para ti. ¡Mantente en movimiento!

 

 

60 años

Independientemente de si crees que sigue siendo digno de un butt selfie, el selfie de culo para Instagram, es también por salud. Tener un culo bien firme y duro hará que tu espalda y tu cadera cuenten con mejor apoyo muscular. Además, mejorará tu equilibrio y prevendrá caídas. Estás viviendo la verdadera prueba en la que sabrás si todos esos años de sentadillas y ejercicios en cuclillas han tenido efecto. Tu trasero está mayor pero si sigues trabajando duro y siendo activa, seguirá siendo tan atractivo como siempre. ¡Muchas gracias por todo el esfuerzo de estos años! Con afecto, tu culo. 

 

 

También puedes ver:  

 

 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios