Buena Vida

Amar sin ser amada a veces no es tan malo

Me di cuenta que no ser correspondida en el amor también es ser afortunada

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Vive el amor profundamente (Foto:proyectobodacr.com)

    Vive el amor profundamente (Foto:proyectobodacr.com)

Es normal enfocarnos más en las experiencias negativas que en las positivas. Pero tener más presente las cosas positivas que las negativas nos ayudará a tener más ánimo y a hacer las cosas con más gusto.

Quizá te dirán que ser afortunado en la vida es tener un trabajo que te guste, quizá para lo que hayas estudiado, uno con el que no te cueste trabajo levantarte en la mañana, que lo hagas con mucho gusto y que ganes mucho dinero por hacerlo.

¿Has tenido un amor imposible?

Si indagas un poco más en el tema, seguro alguien te dirá que ser afortunado es haberse enamorado de alguien que lo correspondió, que es vivir experiencias con esa persona, que es haber encontrado  la media naranja, y que ser afortunado es compartir tiempo y espacio con esa persona favorita entre todo el resto del  mundo.

Y déjame decirte que están en lo cierto…

Lo mejor está por venir (Foto:webnovias.com)

 

Pero yo encontré otra manera de ser afortunada, y es cuando te enamoras de alguien que no te corresponde. Así es, no estoy mintiendo, eso me pasó, me enamoré de alguien que no sólo no me correspondía, sino que además amaba a alguien más… no recuerdo las veces en que fui rechazada, y todo esto no quiere decir que le rogara, pues siempre guardé la compostura, pero el simple hecho de que estuviera con alguien más y no conmigo, era feo...

Pero llega un momento en el que sentirme tan mal por no tener a aquel amor que yo quería, me hizo descubrir que soy la mujer más afortunada y feliz del mundo. Suena a masoquismo, lo sé, pero así es. Cuando la fortuna no está de tu lado, tienes que darle la vuelta al asunto para encontrar el punto bueno y creo que yo lo encontré.

Ese amor no correspondido, hizo darme cuenta de todo lo que soy capaz de amar, vi todo  lo que hay en mi interior, descubrí mis límites y todo lo que soy capaz de hacer sin temor a retractarme por el amor de una persona.

Descubrí que el dolor es inevitable, pero puedes elegir quien te hace sufrir. Me di cuenta de que todo lo que tengo guardado, estará listo para salir cuando alguien lo merezca… porque, el que él no me correspondiera, no quiere decir que no fuera un gran hombre que mereciera que lo amara de esa manera, él se ganó mi corazón y no me arrepiento de nada.

El dolor a veces te hace sentir vivo, y estar vivo es una verdadera fortuna.

Todo el tiempo que pasé deslumbrada con lo bello de su sonrisa, fue perfecto para mí. Pues sufrí como nunca pero me hizo conocerme como a nadie.

¿Quieres más notas como estas?

También puedes leer:

Me dijo te amo y salí corriendo

 

#10 cosas que no sabías del amor

 

No quiero novio, estoy sola... pero quiero amor


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios