Buena Vida

5 cosas que aprendí de tu infidelidad

No sólo la rutina es el peor enemigo de una relación...

Grecia Meza
Por Grecia Meza
  • Una lección más para aprender (Foto:okchicas.com)

    Una lección más para aprender (Foto:okchicas.com)

Siempre lo he dicho, más que las peleas por tonterías, más que la incompatibilidad de sueños y perspectivas, más que cualquier diferencia, la infidelidad sigue siendo lo peor que le puede suceder a una relación.

Puedo decir con seguridad que se siente una sensación que hace sentir que el cuerpo se te sacude como queriendo sacarte de su propia escencia, sentir que el corazón te late tan rápido y fuerte que tu pecho brinca, que no puedes respirar, que dos manos gigantes te aprietan despacio mientras tus huesos se rompen lentamente. La infidelidad es una horrible. 

La verdad es que si no me entiendes, déjame decirte que no hay diferencia entre que te lo diga a que lo descubras, el dolor es igual de intenso e insoportable.

Simplemente llega ese momento en que sientes que te conviertes en un fragmento de nada y te escurres como líquido en el piso.

 

Pero cuesta, y mucho, entender que hay algo bueno de todo esto, y yo lo identifiqué en 5 cosas que cambiaron drásticamente mi forma de ver la vida en pareja y a mí misma.

1. Aprendí a perdonar

Pero sobre todo pedonarme, porque injustamente llega una etapa durante el duelo en el que el enojo contigo mismo es mucho mayor que el que puedes sentir con otra persona. ¿Cómo permití que me hicieran eso?, ¿cómo no me di cuenta de lo que sucedía? Lo mejor es olvidar todo esto y convertirte en tu mejor aliada.

Después, lo perdoné a él, y nunca me imaginé poder llegar a sentir tanto odio y amor por una sola persona al mismo tiempo. Por eso entendí que debía hacerlo. Y ahora sólo es un recuerdo...

La clave está en perdonar y seguir adelante 

 

2. Aprendí a liberarme

Se siente muy bien. Cuando perdoné, liberé. Quité del pasillo toda la basura y dejé el espacio libre de obstáculos para dejar que las cosas que venían, las cosas buenas, caminaran sin tropezarme. Liberé de mi corazón cualquier emoción que no me dejara volver a sentir o a creer. Aprendí que todo es parte de mi vida y que de todo lo que me ofrece la vida, debo tomar lo mejor, debo continuar.

 

Perdonar es igual a libertarte emocionalmente

 

3. Aprendí a reconciliarme y aceptarme

La verdad es que por fin pude ver con claridad quién soy. La vida me puso en una situación en la que dejé salir lo peor de mí, odié como jamás imaginé, todo mi mundo se apagó y me quedé divagando en lo peor de él. De pronto dejé de sentirme cómoda en ese lugar y salí porque no me gustó esa parte de mí, esa parte que sólo me traía depresión y obscuridad.

Cuando logras reponerte, comprendes que hay cosas de ti que no te agradan ni agradarán a todo el que te rodea, pero lo aceptas e igualmente las quieres. Yo empecé a verme como un paquete completo y muy valioso.

Sacar lo mejor de mi, es la clave para demostrar que puedo lograr lo que sea

 

4. Me llené de humildad

Poco a poco el ego va cediendo, hasta que aceptas que siempre hay alguien mejor que tú, y no porque te hayan traicionado con una mujer más linda, sino porque te das cuenta de que lo que creías que era lo máximo, no lo es. Todo puede mejorar, incluso tú, y lo aprendes de la manera más dura. Cuando sabes que mereces algo mejor de lo que tuviste, te das cuenta que tienes un gran camino que recorrer. 

No hay nada mejor que reír en momentos de tristeza

 

5. Aprendes a valorarte

Lo más importante es que una vez que te recuperas del golpe, puedes mirarte al espejo y ver nuevas marcas, y cada una de ellas te va haciendo más mujer y más humana. Cada cosa que aprecias es parte de tu experiencia. Estás ligera porque te deshiciste de tu pena y recuperaste la ilusión, porque valorarte significa saber que mereces dejarte amar y volver a hacerlo. Y si sucede de nuevo, de nuevo te levartarás...

¡Hoy te toca ser feliz! 

 

También puedes leer:

Te amo, por eso te dejaré ir...

 

Amar sin ser amada a veces no es tan malo

 

5 etapas del amor que dañan tu cuerpo

 

7 frases que te harán creer en ti misma

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios