Belleza

Un pecho quizo matarme, el otro dio vida a mi bebé

La historia de Melanie Courage, una sobreviviente del cáncer, madre de 5 hijos y guerrera de corazón. 

Gisselle Acevedo
Por Gisselle Acevedo

Melanie Courage, madre de cinco hijos y sobreviviente de cáncer de pecho es una guerrera, pero no una cualquiera, es de esas que después de enfrentar al peor monstruo, sabe llamar a las cosas por su nombre. Así es como se enfrentan los temores en esta vida. ¿Qué por qué lo digo? Basta con que mires esta foto que fue publicada hace algunas semanas. Aquí aplica, una imagen dice más que mil palabras. 

 

La fotografía pertenece a Melanie Courage - Photographer.

 

La postal muestra a esta mamá dándole de comer a su bebé con el único seno que tiene, ya que el otro le fue removido, la estaba matando.

La impactante fotografía fue descrita por la mujer como una dualidad: por un lado está el pecho que tuvo cáncer y que puso en riesgo su vida, y por otro está el pecho con el puede amamantar a su bebé y darle vida a través de la leche.

 

Familia de Melanie. Foto: My Unexpected Journey

 

Esta mujer es la autora del blog My Unexpected Journey 2016, en el que contó cómo su diagnóstico y tratamiento del cáncer afectó su vida personal y familiar y cómo ahora, con su pecho mutilado, encuentra confort y alegría en poder alimentar al nuevo integrante de la familia.

“Con la reciente adición a mi familia, rebozo de amor y alegría. Sé que puedo hacer al menos una cosa bien, ¡puedo tener hijos muy sorprendentes! A pesar de los desafíos, siento que he sido recompensada. El cáncer me ha dado el milagro más grande que hay, un sano, hermoso, perfecto bebé. No voy a hacer que parezca que ha sido fácil, ya que es mi quinto hijo, pero cada segundo vale la pena. Puedo perder mi "cool" pero no quiere decir que los amo menos, solo significa que soy humano, un ser humano no es tan perfecto”, escribió Melanie en su post más reciente.


También habla de cómo su cuerpo cambió después de tener una mastectomía y de cómo ha aprendido a aceptar su apariencia.

 

La fotografía pertenece a Melanie Courage - Photographer.

 

“He tenido dos años para aceptar este cuerpo mutilado. No estoy diciendo que reboso de alegría con mi nueva imagen, pero sin duda gana frente a la alternativa de morir”, describe en su blog Melanie.

Y agrega:

“Hay personas que se preguntan cómo es tener una mastectomía y hay gente que piensa que es repugnante, y no quieren verlo. Recuerdo haber tenido una discusión con alguien que me dijo "eso es desagradable, no quiero volver a verlo". Entonces pensé en ello durante un tiempo y me dije: "Me siento profundamente ofendida, este es mi cuerpo del que estamos hablando y si usted piensa que mi mastectomía es desagradable, entonces estamos diciendo que soy desagradable, y eso hiere mis sentimientos profundamente. No tengo nada de qué avergonzarme”.


“Tuve cáncer, mi seno trató de matarme, ahora mi otro seno es la alimentación y ayuda en la vida de otro ser humano. Tengo una relación de amor / odio con mis pechos. No me gusta que intentaron matarme, pero me encanta que yo soy capaz de alimentar a mi bebé", escribe la mamá de cinco niños.

"Lo que importa es el hecho de que estoy viva, el hecho de que soy capaz de proporcionar alimentos para ellos y el hecho de que mis hijos son profundamente amados por muchos".

“Hay personas que no son conscientes de que alguien que tuvo cáncer de mama y una mastectomía es capaz de amamantar. La vida es una cosa milagrosa, somos capaces de tanto, si ponemos nuestras mentes en eso”, agrega Melanie en el post que por estas horas está siendo compartido y aplaudido por miles de personas.

 

Foto: My Unexpected Journey

 

Melanie cierra su escrito con una fabulosa invitación: "la gente debe de juzgar menos y ser más comprensiva". También dejó en claro que de las experiencias negativas, siempre se puede sacar una parte positiva y finalmente les pide a todos que compartan el amor.

 

Foto: My Unexpected Journey

 

Datos que no debes dejar pasar

Según publicó Univisión Noticias, información de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), señala que el cáncer de mama es la causa más frecuente de muerte por cáncer en las mujeres hispanas, porque son el grupo que menos realiza las visitas preventivas al médico, que permiten un diagnóstico temprano.

La mejor forma de detectar el cáncer de seno es a través de las mamografías, que son recomendadas para mujeres de 40 años en adelante, pero también para mujeres más jóvenes que han tenido cáncer en de seno en su historia familiar.

Esto te puede interesar: 

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios