Belleza

¿Qué hacer al cambiar el color del cabello?

Cambia tu look utilizando la técnica adecuada

Soy Carmin
Por Soy Carmin
  • Mechas californianas    (Foto: Capini.es)

    Mechas californianas (Foto: Capini.es)

Las mujeres somos muy dadas a cambiar de look constantemente, ya sea porque pasó la moda o porque ya nos hartamos de vernos con la misma cara. Así que una de las cosas que hacemos y que se nota más en el cambio de look es el tinte del cabello.

El iniciar un año más a muchas de nosotras nos motiva cambiar el color del cabello o hacernos alguna otra cosa que le de luminosidad como son los reflrjos, las mechas balayage, californianas o babylights.

A la hora de decidirnos nos metemos en una encrucijada por lo pantanoso del tema para la mayoría de las mujeres. Surgen muchas dudas de cuál es la técnica más adecuada y aquí te damos algunos consejos.

Mechas californianas     (Foto: Angelicahair.com)

 

El colorista Roberto Alegre en el salón Lorena Morlote, aconseja tener siempre en cuenta la textura de la fibra capilar. Ya que no es lo mismo tener un pelo liso o rizado, fino o grueso. “Los tintes, en cualquiera de sus aplicaciones, se comportan de diferente maqnera según sea la superficie”. Tambiés asegura que los resultados óptimos se consiguen mezclando varias técnicas de coloración al mismo tiempo, por lo que hay que consultar con un profesional dichas dudas.

Si quieres aplicar brillo a tu cabello, ¿sabes cuál técnica pedir a tu peluquero pedir?, ¿quieres mechas o reflejos, cuál es la diferencia?

Tanto mechas y reflejos son trabajos muy similares en cuanto a su aplicación. Ambas se pueden elaborar con el método del gorro y aguja de ganchillo, o mediante la aplicación directa del producto en el cabello y su exposición en papel de aluminio. Sea cual sea el método elegido, la clave está en el producto con el que se realiza la mezcla.

Un factor muy importante a tener en cuenta es el tiempo de exposición, mientras que los reflejos pueden estar durante media hora y no les ocurre nada, las mechas deben controlarse continuamente. Otra diferencia es que las mechas se reparten por casi toda la cabeza y los reflejos se hacen de forma más difusa.

Balayage en cabello corto     (Foto: I.yting.com)

 

Balayage. El estilista utiliza un pincel y a mano alzada, va aplicando el tinte o decolorante en los mechones. La mayor diferencia con las mechas californianas, es que esta técnica no necesita para su aplicación envolver el pelo en papel de aluminio, sino que como su propio nombre indica, se realiza 'barriendo' los mechones, incidiendo más en la zona de las puntas, para conseguir un aspecto más natural y un degradado uniforme.

Dentro del Bayalage hay varios estilos:

Ombré: el color va en degradé desde la raíz a las puntas.

Babylights: ideal para las que tienen la base clara, se trata de mechas muy finas, que sobre todo van en las zonas de la coronilla, líneas y contornos.

Bronde: adecuada para base oscura, se fusionan tonos marrones y rubios para aportar luz de una forma muy natural.

Californian: marcadas, las raíces más oscuras y las puntas muy claras.

Sun Kiss o clásico: perfecto para cualquier color de base, se aplica de raíz a puntas usando 2 o 3 tonos de diferencia con tu pelo natural.

Shatush: para todo tipos de cabellos, una técnica en la que no se tiene que distinguir donde está el color natural y el barrido.

Con la técnica de mechas californianas se aporta luz y soltura a la melena y suaviza las facciones del rostro. Hay dos tipos:

Mechas    (Foto: I.yting.com)

 

Clásicas. Tanto para rubias como para morenas. Si tienes el cabello rubio, se deja tu raíz natural y se va difuminando el color hacia las puntas. De esta forma conseguimos un degradado de color desde la raíz (oscura) hasta las puntas (claras). Las mujeres morenas pueden correr el riesgo de convertirse en rubias, sin querer. Por eso es importante que se respete el color base del cabello y que se degrade en tonos más claros, pero acordes al original.

Marcadas. La mejor opción para las morenas naturales, que consiste en marcar mucho la raíz. La técnica es la misma, pero el degradado es mucho más acentuado, dejando unas raíces muy oscuras, y unas puntas muy claras. La ventaja es que no requiere un mantenimiento muy frecuente, pero debes estar muy segura a la hora de lucirlo, porque son bastante llamativas.

 

¿Te arriesgas a hacerte tu misma las mechas?

 

También te puede interesar:

¿Sabes para que sirve el colágeno?
¡Cosméticos de doble función!

 


Sigue a SoyCarmín en
y en

Comentarios